Cómo limpiar el mouse

Limpieza de un mouse a bolita

Si bien con la aparición de los mouse ópticos el inconveniente de que la bola del mouse no gire correctamente desaparece, aun es muy común la utilización de estos dispositivos. ¿Como limpiarlos para que el cursor se mueva correctamente? Aquí una breve y sencilla explicación para limpiar un mouse

Limpiar la bola del mouse

Pasaremos primero a limpiar la bola del mouse, para esto hay que abrir el ratón girando la pieza redonda que rodea la bola, sacarla y frotarla con un paño.

Limpiar los rodillos del mouse

Como segundo paso, debemos fijarnos en los diminutos rodillos que están en el interior del ratón y que son los que tienen contacto con la bola. Es muy probable que la parte central de los rodillos tengan una capa de suciedad oscura. Se deberá eliminar dicha capa con las uñas o con un trozo de papel, tratando de que no caiga en el interior del mouse. También es útil una pinza de depilar o algo similar para extraer la capa de suciedad.

Una vez limpios los rodillos, volveremos a colocar la bola en su sitio y cerraremos la tapa del mouse. Si el cursor aun no se mueve correctamente, quizás el eje que mueve los rodillos también posea algún tipo de suciedad o capa de grasa que lo este frenando. En este caso habrá que tomar un destornillador y abrir las dos tapas del mouse para ver completamente su interior, y poder así quitar la suciedad que este provocando que los ejes y rodillos no giren bien.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar el mouse, te sugerimos que visites nuestra sección Tecnología.

Esta nota te fue útil?

19 valoraciones. El 74% dice que es útil.